QUE ES BIOMETPARTICIPACIONBLOGCONSEJOSDOCUMENTACIÓNACCIONES
Noticias
11/02/2010
Los Juegos Olímpicos de Invierno cada vez más amenazados por el cambio climático

Las altas temperaturas registradas durante el pasado mes de enero en Vancouver (Canadá), donde el viernes debían comenzar varias pruebas de los Juegos Olímpicos de Invierno, hacen peligrar dicha competición. El Comité Olímpico Internacional (COI) ha mostrado su preocupación por el cambio climático y sus consecuencias en deportes de hielo y nieve.

Hasta ahora el deporte parecía ser inmune al cambio climático, pero este hecho ha cambiado debido a las altas temperaturas registradas durante el mes de enero en la sede de Cypress Mountain (Vancouver) donde debían celebrarse las pruebas de freestyle y snowboard de los Juegos Olímpicos de Invierno, que comenzarán el próximo viernes.

Durante los últimos años, cada vez son más frecuentes los aplazamientos de pruebas en la Copa del Mundo de esquí alpino, en el 2005 se cancelaron un total de 14 pruebas, pero este hecho parece no preocupar al presidente del COI, Jacques Rogge, el cual afirma que no existe ninguna preocupación y que no hay plan B.

Aún así, según Rogge, el calentamiento global es algo que preocupa a todo el mundo y admite que a largo tiempo podría afectar a la competición olímpica. Por este motivo, reconoce que se está estudiando la posibilidad de variar las fechas, adelantarlas entre un mes o mes y medio.

Otra de las posibilidades barajadas es trasladar los Juegos de Invierno al Hemisferio Sur, donde al parecer el cambio climático está afectando en menor medida. Para ello, desde el COI han pedido estadísticas y están realizando investigaciones al respecto. Pero parece poco probable dado que coincidiría prácticamente con el Mundial de Fútbol y que en Europa y Estados Unidos, grandes seguidores de dicho evento, se encontrarían en período estival, creando un gran desconcierto entre los telespectadores y telespectadoras.



Diagnóstico
Tus
hábitos a
examen
Gazteak
¡Descubre!

Los jóvenes
contra el cambio
climático